Volver al blog

¿Cómo se produce el hidrógeno verde?

Llevamos años oyendo hablar del hidrógeno como combustible. Como actúa como vector energético, no como fuente primaria de energía, su impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero varía en función de si se produce o no con combustibles basados en el carbono.

El hidrógeno verde. Este revolucionario combustible es muy prometedor para mitigar el cambio climático y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, ya que se produce a partir de fuentes de energía renovables como la solar, la eólica o la hidroeléctrica.

El hidrógeno verde se genera con un proceso respetuoso con el medio ambiente. Durante la electrólisis, el agua se divide en sus elementos constitutivos, hidrógeno gaseoso y oxígeno, y el gas hidrógeno se captura y almacena para diversas aplicaciones.

Hidrógeno verde frente a hidrógeno azul o gris

¿En qué se diferencia la producción de hidrógeno verde de otros métodos? El hidrógeno verde se produce utilizando únicamente fuentes de energía renovables, lo que garantiza cero emisiones de carbono durante todo su ciclo de vida. En comparación, el hidrógeno azul y el gris se generan utilizando combustibles fósiles como el gas natural o el carbón.

Verde vs Azul vs Gris Hidrógeno

Hidrógeno verde

El hidrógeno verde procede de fuentes de energía renovables y ofrece una vía sostenible para la descarbonización. El proceso de electrólisis utilizado para producirlo depende únicamente de electricidad generada a partir de fuentes renovables como la energía solar, eólica o hidroeléctrica.

El proceso garantiza que el insumo energético sea limpio y libre de emisiones de gases de efecto invernadero. Como resultado, todo el ciclo de vida del hidrógeno verde, desde su producción hasta su utilización, se caracteriza por un impacto medioambiental mínimo.

Hidrógeno azul

La producción de hidrógeno azul utiliza gas natural u otros combustibles fósiles para alimentar la electrólisis. Sin embargo, las emisiones de carbono generadas durante la producción se capturan y almacenan bajo tierra, evitando que se liberen a la atmósfera. Aunque el hidrógeno azul tiene una huella de carbono menor que el gris, sigue dependiendo de los combustibles fósiles.

Hidrógeno gris

El hidrógeno gris se produce con procesos que incluyen el reformado de metano con vapor y la gasificación del carbón, con combustibles fósiles como principal insumo. El proceso libera emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera sin captura ni almacenamiento de carbono. En consecuencia, la producción de hidrógeno gris libera gases de efecto invernadero que agravan el cambio climático.

Beneficios medioambientales y de sostenibilidad

Cuando se produce hidrógeno verde, el único subproducto es vapor de agua, lo que lo convierte en un portador de energía sostenible. Esto convierte al hidrógeno verde en una solución convincente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sectores tradicionalmente difíciles de descarbonizar, como la industria pesada y el transporte.

La versatilidad del hidrógeno verde se extiende a diversos sectores. Puede utilizarse como combustible limpio para el transporte, alimentando vehículos eléctricos de pila de combustible y eliminando las emisiones nocivas del tubo de escape. Además, el hidrógeno verde puede emplearse en la generación de energía, proporcionando una alternativa sostenible a los combustibles fósiles. También puede utilizarse como materia prima en procesos industriales, sustituyendo a los materiales intensivos en carbono y reduciendo la huella de carbono global de las industrias.

Electrólisis del hidrógeno

Durante el proceso de electrólisis, el agua se separa en hidrógeno y oxígeno gaseosos en instalaciones especializadas conocidas como plantas verdes de producción de hidrógeno.

  • Transformar agua en hidrógeno limpio: El proceso de electrólisis comienza con la preparación del agua como material de entrada. Para garantizar la calidad del hidrógeno gaseoso resultante, se introduce agua de gran pureza en el dispositivo electrolizador.
  • Tipos de electrolizadores: En la producción ecológica de hidrógeno se utilizan dos tipos principales de electrolizadores: los electrolizadores alcalinos, que utilizan un electrolito alcalino líquido, normalmente hidróxido de potasio, y los electrolizadores de membrana de intercambio de protones (PEM), que utilizan una membrana de polímero sólido como electrolito.
  • Configuración y diseño de la célula de electrólisis: Las células de electrólisis constan de un ánodo y un cátodo separados por el electrolito. El ánodo y el cátodo suelen estar hechos de materiales especializados, como níquel o platino, que pueden soportar las duras condiciones de la electrólisis.
  • Reacciones electroquímicas: Durante el proceso de electrólisis, se producen reacciones electroquímicas en el ánodo y el cátodo. Cuando se aplica electricidad a estos electrodos, las moléculas de agua pierden electrones en el ánodo, formando oxígeno gaseoso e iones de hidrógeno cargados positivamente. Simultáneamente, los iones de hidrógeno ganan electrones en el cátodo, produciendo gas hidrógeno.
  • Generación de salida: A medida que el proceso de electrólisis continúa, el gas hidrógeno se recoge en el cátodo, mientras que el gas oxígeno se recoge en el ánodo. El hidrógeno gaseoso puede capturarse, almacenarse y utilizarse para diversos productos ecológicos derivados del hidrógeno, como combustible para vehículos de pila de combustible de hidrógeno o como fuente de energía limpia para procesos industriales.

Energizar la producción ecológica de hidrógeno

En una planta de producción de hidrógeno verde, la fuente de energía utilizada para la electrólisis determina la sostenibilidad y el impacto medioambiental del proceso. El hidrógeno verde se produce utilizando electricidad procedente de fuentes de energía renovables, lo que lo convierte en un factor clave para un futuro energético limpio y sostenible.

  • Energía solar: La energía solar es una fuente de energía renovable que aprovecha la energía de la luz solar mediante paneles fotovoltaicos o sistemas térmicos solares. En una planta ecológica de producción de hidrógeno pueden instalarse paneles solares para captar la energía solar y convertirla en electricidad.
  • Energía eólica: Otra máquina renovable para producir hidrógeno ecológico es la energía eólica. Situadas estratégicamente en zonas con vientos fuertes y constantes, las turbinas eólicas generan electricidad cuando sus aspas captan la energía cinética del viento.
  • Energía hidroeléctrica: La energía hidroeléctrica aprovecha la energía del agua que fluye o cae para generar electricidad. En este método, el agua almacenada en embalses se libera y la fuerza del movimiento del agua hace girar las turbinas, produciendo energía eléctrica.

Integración del almacenamiento de energía

Los sistemas de almacenamiento de energía almacenan el exceso de electricidad generada por fuentes renovables durante los periodos de alta generación y la suministran a los electrolizadores cuando la generación de energía renovable es baja o intermitente.

  • Almacenamiento de energía en baterías: Los sistemas de almacenamiento de energía en baterías almacenan el excedente de electricidad generada a partir de fuentes renovables y lo descargan cuando la demanda de electricidad de la planta verde de producción de hidrógeno supera su capacidad de generación actual.
  • Almacenamiento de hidrógeno: Además de almacenar el exceso de electricidad, el hidrógeno verde producido también puede almacenarse para su uso futuro. Los sistemas de almacenamiento de hidrógeno verde, como los depósitos de hidrógeno comprimido o las cavernas subterráneas, ofrecen un medio para almacenar grandes cantidades de hidrógeno verde.

Ampliación de la producción ecológica de hidrógeno

La ampliación de los electrolizadores de agua comerciales para la producción de hidrógeno ecológico implica explorar varios métodos de producción, incluidos los enfoques centralizados y distribuidos. Cada método tiene sus ventajas y su elección depende de consideraciones como la disponibilidad de recursos, el desarrollo de infraestructuras y las necesidades energéticas regionales.

  • Producción centralizada de hidrógeno ecológico: En el enfoque centralizado, las plantas electrolizadoras a gran escala se establecen estratégicamente, a menudo cerca de fuentes de energía renovables. Estas plantas están diseñadas para producir volúmenes sustanciales de hidrógeno verde para satisfacer la demanda de múltiples industrias y sectores.
  • Producción distribuida de hidrógeno ecológico: Por el contrario, la producción distribuida de hidrógeno verde implica instalaciones de máquinas de electrólisis de agua a menor escala situadas más cerca de los usuarios finales o dentro de complejos industriales específicos. Este enfoque permite una producción de hidrógeno más localizada, reduciendo los costes de transporte y distribución.

Integración y colaboración

Aumentar la producción de hidrógeno ecológico requiere la colaboración entre las partes interesadas, incluidos los gobiernos, los agentes de la industria, las instituciones de investigación y los inversores.

  • Desarrollo de infraestructuras: El desarrollo de una infraestructura integral del hidrógeno incluye instalaciones de almacenamiento de hidrógeno, redes de transporte y estaciones de repostaje para aplicaciones de transporte. La colaboración entre los participantes de la industria, los gobiernos y los desarrolladores de infraestructuras es esencial para garantizar la expansión oportuna y coordinada del ecosistema del hidrógeno.
  • Investigación y desarrollo: Los continuos esfuerzos de investigación y desarrollo son vitales para avanzar en los sistemas y tecnologías de electrólisis del agua industrial con el fin de mejorar la eficiencia, reducir los costes y mejorar el rendimiento general de la producción de hidrógeno verde. Las inversiones en innovación, ciencia de los materiales y optimización de procesos pueden impulsar avances tecnológicos, haciendo que el hidrógeno verde sea más viable económicamente y acelerando su adopción en todas las industrias.

 

Póngase en contacto con MECO hoy mismo

A medida que aumente la demanda de hidrógeno verde, el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables y el empleo de diseños avanzados de electrolizadores de hidrógeno harán posible la ampliación de la producción de hidrógeno verde.

Con nuestra amplia experiencia en purificación de agua y nuestro compromiso con la creación de relaciones sólidas con los clientes, MECO está bien posicionada para contribuir a esta industria transformadora. Póngase en contacto con nuestro equipo de expertos hoy mismo para explorar cómo MECO puede apoyar las necesidades de producción de hidrógeno verde y ayudar a navegar por el camino hacia la producción sostenible de hidrógeno verde.